Cargando Eventos

« Todos los Eventos

La Marca de Efigenia

Música Tradicional y Popular Aragonesa

Figura esencial en la recuperación de la música tradicional aragonesa de nuestros tiempos, Mario Gros lleva más de 30 años construyendo dulzainas, gaitas de boto de forma artesanal. Es profesor de música y ha formado parte de algunas de las agrupaciones musicales más prestigiosas de nuestra comunidad autónoma.

Compártelo:

Figura esencial en la recuperación de la música tradicional aragonesa de nuestros tiempos, Mario Gros lleva más de 30 años construyendo dulzainas, gaitas de boto de forma artesanal. Es profesor de música y ha formado parte de algunas de las agrupaciones musicales más prestigiosas de nuestra comunidad autónoma.

¿Cuál fue tu primer contacto con la música tradicional y popular aragonesa?

Eran finales de los 70 y había una gran efervescencia musical. Todos los jóvenes queríamos hacer música, de cualquier estilo. Observábamos con curiosidad todas las novedades que llegaban a las tiendas. En nuestro caso, empezamos a escuchar algunos discos de música celta y coincidió con la creación en Zaragoza de los Festivales Internacionales de Música Popular y las Muestras de Folklore Aragonés que se hacían en la Romareda. Nos encantaba aquella sonoridad de instrumentos atípicos como las gaitas, las flautas y los violinies. Nuestra gran sorpresa fue comprobar que en Aragón también teníamos música e insyrumentos así pero eran muy desconocidas. Ahí creció nuestro interés.

En 1984 fundaste junto a Antonio Pereira, José Luis Sarrablo, Luis Miguel Bajén y Carlos Campo, el colectivo Biella Nuei. Todavía continúa hoy en día.

Sí, éramos jóvenes universitarios y pensamos que había que hacer algo más allá de tocar instrumentos. Conseguir repertorio, arremangarnos y ponermos manos a la obra. Fue muy bonito. Durante unos años fuimos inventando y creando todos estos ingredientes para cocinar las músicas que hacíamos.

Entre estos ingredientes, llegó el Archivo de Tradición Oral de Aragón, junto a Luis Miguel Bajén y que también continúa hoy en día.

Nuestras fuentes primarias eran los cancioneros de Arnaudas en Teruel, de Mingote en Zaragoza y de Juan José de Mur. Siempre nos había parecido que la música impresa quedaba fría, distante y alejada. En cambio, las Muestras de Folklore Aragonés que se editaron en LP’s nos servían de guia. Nos llenaban de frescura, era la interpretación directa de los músicos y bailadores. Pensamos que sería muy interesante hacer una recopilación sonora. Se lo propusimos a una empresa de Madrid que tenía un catálogo muy amplio de toda España excepto de Aragón. Comenzamos la experiencia en Los Monegros y ahí nos enganchamos a la investigación.

Otra de tus grandes facetas es la de lutier. En 1986 te inicias en la construcción de instrumentos, un paso clave para la recuperación de la Gaita de Boto aragonesa. También fundaste la Gaitería Tremol.

Sí, otra vez es la necesidad. Queríamos tocar con instrumentos tradicionales que no se encontraban en las tiendas, así que los tuvimos que construir nosotros. Comenzamos con un salterio, que le llenábamos a mi madre la casa de viruta. El pensar que podíamos intentar hacer un salterio con un taladro y cuatro maderas era muy emocionante. Una experiencia tan bonita que se convirtió hasta el día de hoy en mi actividad profesional.

Detalles

Fecha:
9 de octubre
Hora:
21:00
Precio:
5€
Categoría del Evento:

Sala

La Bóveda del Albergue
C./ Predicadores, 70
Zaragoza, Zaragoza 50003 España
+ Google Map
Teléfono:
976 282 043
Web:
labovedazgz.com